RSS, informarse sin navegar
RSS es un formato de titulares que agiliza el acceso a la información
¿Cómo mantenerse informado a través de Internet sin usar un navegador? Esto, que puede parecer imposible, se consigue gracias a RSS (Rich Site Summary), un formato para distribuir contenidos. Gracias a RSS, el usuario dispone de los titulares de cientos de sitios webs de información sin necesidad de conectarse uno por uno a todos ellos, sabiendo en cada momento qué sitios web han actualizado sus contenidos y cuáles no. Ya hay más de 700.000 webs adaptadas a RSS y que permiten el acceso a una enorme cantidad de información de forma sencilla y automatizada: el receptor ya no va en busca de la información; es la información la que va en busca del receptor.

Alberto Silva para Consumer.es

Abril, 2004

Un formato para estar informado

RSS son las siglas de Rich Site Summary, un formato de texto, estándar y público, que sirve para distribuir titulares de noticias y contenidos por Internet de una forma totalmente automatizada. A esta forma de distribuir contenidos se le llama ‘sindicación’. Su función es la de mostrar un sumario o índice con los contenidos y noticias que ha publicado un sitio web, sin necesidad siquiera de entrar a él.

Se trata de un pequeño fichero de texto, albergado en el servidor del sitio web que ejerce de fuente de noticias. Dentro de este fichero, los editores del sitio web colocan, de una forma ordenada y estructurada, los titulares y una pequeña descripción de los últimos contenidos que han publicado en su web (aquí puede ver un ejemplo de uno de los ficheros RSS editados por consumer.es).

Además de titulares, RSS también contiene una serie de códigos para que los programas que leen estos ficheros puedan, automáticamente, detectar cuándo se han publicado nuevos contenidos. Así con capaces de avisar al usuario, de forma automática, de que se encuentran disponibles nuevas noticias.

Precisamente, la principal forma de sacarle partido a RSS es utilizando programas lectores específicos. Existen varios en el mercado (RssReader para Windows, NetNewsWire para MacOs, o Straw para Linux). Si mediante un navegador ha de ser el usuario el que, expresamente, se conecte con un sitio web para localizar las nuevas noticias (si las hay, y en muchas ocasiones se encontrará con que no hay nuevos contenidos), con los lectores de noticias RSS, el esquema de funcionamiento se invierte:

El programa lector se conecta automáticamente al web, localiza las nuevas noticias y, si las hay, advierte al usuario de su existencia, mostrando un listado de enlaces con los titulares y pequeñas descripciones de las noticias. Si alguna de ellas le interesa, el usuario puede, simplemente hacer clic en el enlace para que se le abra en el navegador (Mozilla, Internet Explorer, Firefox, Safari...) como si hubiera entrado de forma convencional, ahorrando así tiempo y esfuerzo, y evitando recorrer páginas que puede que no hayan sido actualizadas.

Por otra parte, además de usar lectores específicos para leer los titulares de RSS, también es posible integrar estos titulares en páginas web que no tengan relación con los autores de las noticias. Así, por ejemplo, si una persona dispone de una página personal, con información sobre un determinado tema o afición, puede tomar los ficheros RSS de otro sitio web de su interés, e integrarlos en su web personal. De esta forma, dispondrá de los últimos titulares del web generador de contenidos, totalmente integrados dentro de su web personal, y actualizados automáticamente.

Así, RSS se muestra como un excelente aliado de aquellas personas que desean estar informadas por múltiples fuentes de noticias, pero que quieren que el acceso a la enorme cantidad de información disponible sea sencillo y automatizado. El usuario ya no va en busca de la información; es la información la que va en busca de él.

Cómo utilizar RSS

Para poder usar RSS el primer paso a dar es localizar un programa lector que se adapte a las necesidades del usuario. En la actualidad hay lectores de RSS para todos los gustos y plataformas:

Windows:

MacOs:

Linux:

Una vez instalado el programa lector, hay que localizar el fichero RSS del sitio web en cuestión. Normalmente suele estar identificado mediante un pequeño icono, de color naranja, con el texto RSS o XML (como estos: o ). Haciendo clic en ese icono se obtiene la dirección del fichero RSS, que es el que habrá que introducir dentro del programa lector. También existe la posibilidad de usar pequeñas aplicaciones, como RSSExplorer, que, integradas en Internet Explorer, localizan los ficheros RSS de los webs por los que se navega.

Según mywireservice.com, ya existen más de 700.000 webs adaptados a RSS, por lo que sitios como syndic8.com o feedster.com son de gran ayuda. Disponen de un extenso listado de ficheros RSS de múltiples sitios web, y además permiten realizar búsquedas entre ellos.

Una vez localizada la dirección del fichero RSS, es necesario introducirla en el programa lector de noticias. A partir de ese momento, el lector de noticias comprobará, automáticamente, la existencia de nuevos contenidos en el sitio web. Esta comprobación automática puede configurarse de dos formas:

  • Dejando que el fichero RSS le indique al lector de noticias cuál es el intervalo de actualización. El problema de esta configuración está en que ciertos RSS no incluyen información acerca de cada cuánto tiempo han de actualizarse.

  • Configurando el lector de noticias para que el intervalo de actualización sea uno determinado y definido por el propio usuario. Es la configuración recomendada, ya que así se consigue que todas la fuentes de noticias (ficheros RSS) gestionados por el programa se actualicen, y que además, lo hagan en los intervalos que se les indique.

Lectores de noticias integrados en el correo

A pesar de que haya innumerables lectores para RSS, quizás la forma de sacar el mejor partido a este formato sea integrarlo dentro del programa utilizado para gestionar el correo electrónico. La mayoría de los gestores de correo actuales, como Microsoft Outlook (para Windows) o Ximian Evolution (para Linux), ya no sólo se limitan a leer, redactar y enviar emails: se han convertido en entornos de trabajo y gestión de información, que integran calendario, agendas, bases de datos de contacto, información sobre el tiempo, etc. Y tienen la ventaja de que suelen estar siempre abiertos.

De la misma forma que Outlook o Evolution integran todas estas utilidades, también permiten agregar una fuente de noticias en formato RSS y ver los titulares dentro del propio gestor de correo. Evolution ofrece esta funcionalidad de forma nativa, sin ningún añadido. En cambio, Outlook necesita de la instalación de una pequeña aplicación gratuita, News Gator. Outlook Express, a pesar de su nombre tan similar, no es el mismo programa que Outlook, y no permite la instalación de News Gator.

Lectores de noticias integrados en el navegador

También es posible añadir un pequeño lector de noticias RSS en una barra lateral del navegador. Esta barra lateral se oculta y se muestra a petición del usuario, no molestando ni interfiriendo en la navegación. Para Internet Explorer está disponible Pluck, mientras que el de Mozilla FireFox se puede encontrar en RSS Reader Panel (ambos gratuitos).

Integrar RSS en una página web

Si se dispone de una página web, también es posible introducir en ella los titulares de otros sitios web, de forma que aparezcan como un listado de enlaces actualizado automáticamente, apuntando a las páginas originales del web propietario del fichero RSS.

Esta integración puede ser realizada de dos formas:

  • Usando la imagen gráfica, colores y estilo del web original: es la más sencilla de implementar, ya que normalmente sólo implica copiar y pegar un trozo de texto (código Javascript) en la página web. En ocasiones, el propio sitio web ya ofrece una versión de su RSS especialmente preparada con unos colores y estilos determinados. Por ejemplo, consumer.es ofrece 17 paquetes de información con un formato y estilo predeterminado (más información en nuestro apartado de sindicación). Sin embargo, si el sitio-web sólo ofrece un fichero RSS, es posible usar programas disponibles en Internet, como Javascript RSS-Box Viewer para dar un formato predeterminado al RSS e incluirlo en cualquier página web con un simple copiar y pegar.

  • Personalizando los colores y estilo del fichero RSS: esta opción es más complicada de implementar, ya que exige conocimientos de programación de alguno de los lenguajes que permiten trabajar con RSS, como PHP, Perl o Java. A cambio, permite un control total sobre la presentación de los titulares, así como filtrarlos, reordenarlos, etc. Para que se adapten a la página en donde se van a incluir.

Otros usos de RSS

La principal función de RSS es la de suministrar titulares de noticias. Sin embargo, al ser un formato muy flexible, permite darle otras funcionalidades distintas a la de la propia distribución de contenidos, gracias a la combinación de diversas aplicaciones y programas con RSS:

Seguimiento de búsquedas: ¿Deseamos ser los primeros en enterarnos de la salida a subasta en eBay (sitio web de subastas) de un determinado producto que llevamos varias semanas buscando? En vez de realizar todos los días la misma búsqueda para ver si hay algún resultado nuevo, RSS facilita esta tediosa tarea, mostrando los resultados de la búsqueda, de manera actualizada y automática. Por ejemplo, para un sitio de subastas como eBay, existe en la actualidad el programa "Ebay to RSS", que permite el seguimiento de la búsqueda de un producto a subastar.

Planificación de agendas: Los distintos eventos de una agenda también pueden ser representados usando RSS. De esta forma, se cuenta con la ventaja de que cualquier persona puede tener acceso a esa información, facilitando así la adecuación entre distintas agendas (búsqueda de momentos libres, horarios para comer, etc), o el control de las tareas que va a realizar un compañero de trabajo (un jefe de departamento puede conocer en todo momento la agenda de su equipo de trabajo, actualizada constantemente).

Seguimiento de cotizaciones: Si se dispone de una serie de acciones invertidas en bolsa, RSS también permite obtener sus cotizaciones y mostrarlas en un lector de noticias. De esta forma, permite avisar, por ejemplo, cada vez que se produzca un cambio importante en el valor de las acciones. El lector de RSS se encargará de seguir la cotización de forma automática, sin necesidad de que el usuario tenga que acceder continuamente a un sitio web para disponer de esa información.

Estadísticas: Tanto si se dispone de un sitio web, como de una herramienta de venta online, o de cualquier otra aplicación que genere estadísticas, RSS supone una inestimable ayuda a la hora de obtenerlas rápida y automáticamente. En el caso de un sitio web, por ejemplo, se puede conocer el número de visitas, sesiones, páginas vistas, etc. En el caso de un sistema de venta online, podría conocerse en todo momento el número de ventas realizadas en el día, qué productos son los más vendidos, etc.

Historia y perspectivas de futuro

RSS es una pequeña variante de XML (eXtensible Markup Language, Lenguaje de etiquetas extendible). XML es un lenguaje estandarizado, público y apoyado por la industria informática. Está pensado para poder definir todo tipo de contenidos, de una forma estándar y fácilmente comprensible, tanto por cualquier persona como por cualquier programa de ordenador preparado al efecto. RSS es una variedad de XML en la que se han definido una serie de etiquetas para indicar cada uno de los titulares y descripciones de las noticias.

El estándar que RSS usa ha ido cambiado varias veces a lo largo de su vida. La responsabilidad del desarrollo del estándar de RSS no está en manos de una sola organización, por lo que, en la actualidad, existen varias versiones, distintas entre sí. Por ello, el nombre de RSS es un término que sirve para definir varias versiones, pertenecientes a organizaciones distintas, aunque complementarias (Netscape, UserLand Software y RSS-DEV Working Group).

Netscape, en 1999, fue quien dio el pistoletazo de salida para RSS, publicando el formato original: RSS 0.90. Su intención era conseguir que su proyecto my.netscape.com (un sitio de actualidad personalizable) se nutriese de titulares de sitios web de terceros. Este formato era demasiado complicado para la finalidad tan simple que pretendía cubrir, por lo que Netscape publicó, al poco tiempo, la versión simplificada 0.91. Sin embargo, pronto abandonaría el desarrollo de RSS, cuando la estrategia de my.netscape.com como línea de negocio fracasó.

Sin embargo, RSS no se quedó huérfano. Rápidamente, la versión 0.91 sería adoptada por la empresa UserLand Software, como una pieza para el desarrollo de sus productos de bitácoras en Internet. A la vez que UserLand, un grupo de desarrolladores independiente, RSS-DEV Working Group, tomó el formato original de Netscape, el 0.90 (más completo, pero a la vez más complicado que el 0.91, usado por UserLand), y dio lugar a RSS 1.0. Este es un formato muy estable, mejor diseñado, y permite definir una gran cantidad de datos que el resto de versiones de RSS no permiten.

UserLand no tomó parte en el desarrollo de RSS 1.0, por lo que no lo aceptó (consideraba que era demasiado complejo), así que siguió publicando diversas versiones del formato 0.91 (formato simplificado). Así, ha dado lugar a las versiones 0.92, 0.93 y 0.94, todas ellas muy simples en comparación con la versión 1.0 del rival. Todas estas versiones (0.92, 0.93 y 0.94) no disponen de una sintaxis muy completa, no permiten introducir ciertos datos de copyright, y se saltan ciertas normas del propio XML. Finalmente, UserLand ha publicado RSS 2.0, en un intento de suplir las carencias de sus anteriores versiones y ponerse a la altura de RSS 1.0.

Resumiendo, existen en total siete formatos distintos bajo el nombre de RSS, publicados por tres organizaciones diferentes. De todos ellos, los dos más convenientes hoy en día son RSS 1.0 (bastante completo, relativamente sencillo de usar, pero definido y administrado por una empresa privada) y RSS 2.0 (el más completo, aunque un poco más complicado, pero desarrollado y administrado por un grupo independiente). La versión 0.91 sigue siendo muy popular, a pesar de estar ya obsoleta, pero se supone que el paso del tiempo la hará desaparecer progresivamente. En cuanto a las incompatibilidades entre versiones, no hay ninguna de ellas que sea dominante en el mundo del RSS. Por ello, la gran mayoría de los lectores de RSS son capaces de entender todos los formatos existentes.

Perspectivas

Los expertos coinciden en augurar a RSS un futuro lleno de éxitos. Según Andrew B. King, fundador de WebReference.com y JavaScript.com, "RSS ha sido, quizás, el éxito más notable de XML hasta la fecha de hoy. Ha democratizado la distribución de noticias, convirtiendo a cualquier persona en un potencial proveedor de contenidos". Pero la funcionalidad de RSS no se termina con la simple distribución de noticias, y ya empieza a amenazar al propio correo electrónico como sistema de envío de marketing y publicidad. Debido a la enorme cantidad de virus y correo basura que saturan los buzones de los usuarios, RSS está empezando a convertirse en una alternativa a la distribución masiva de información y publicidad por email.

Aparte de que cada vez son más los sitios webs que adaptan sus contenidos para servirlos mediante RSS, continuamente surgen nuevos proyectos e ideas en las que se dan nuevas funcionalidades a este formato. Por ejemplo, conectar RSS con sistemas de mensajería instantánea, transformar RSS en mensajes de email, convertir los favoritos del navegador en RSS, etc.

Por último, el gran salto cualitativo que RSS puede llegar a dar en el futuro se encuentra en los planes de Microsoft para su nuevo sistema operativo, conocido como LongHorn. Según los planes de la compañía estadounidense, LongHorn incluirá, por defecto, un lector de RSS integrado dentro del propio sistema operativo. Este lector podría ser incluso usado por Microsoft para ofrecer información sobre las actualizaciones del sistema, transformando así a RSS en una pieza clave del propio sistema operativo.



Cerrar


©Fundación Grupo Eroski

En consumer.es nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal